recomendaciones/reseñas

“Y la muerte no tendrá dominio” / V. Guerrero

PORTADA-DEL-LIBRO1

 

La escritora Victoria Guerrero es dueña de una de las propuestas más llamativas de la literatura peruana contemporánea. No es poca cosa lo dicho, y más en un contexto en el que circuito literario se parece cada vez más al tráfico limeño de hora punta, con autoras y autores capaces de todo en pos del ansiado reconocimiento. Ese no es el caso de Guerrero, que desde su aparición como poeta a mediados de los 90 ha sabido construir una legitimidad literaria en base a la geografía textual. A la fecha, es de las pocas plumas locales que justifica un seguimiento, no para determinar evolución alguna, sino para rastrear sus inquietudes de registro en cada nueva publicación. Sus temas y estilo, ya son reconocibles, entonces ¿en qué radica el interés en su poética? La respuesta la podríamos hallar en la novela breve Un golpe de dados (2015), en donde la escritora seguía fiel a sus tópicos, pero ahora encausándolos en un registro narrativo sin perder la densidad y voltaje lírico que ya son parte de la marca Guerrero. Para algunos, esta incursión significó un retroceso en su obra, otros en cambio (como quien escribe) vieron  con entusiasmo una especie de búsqueda de nuevos senderos de transmisión.

Tras un relativo tiempo de silencio, Guerrero nos entrega Y la muerte no tendrá dominio (Fondo de Cultura Económica, 2019). A primera impresión, el libro no es ajeno a los temas ya transitados por la autora, pero el mismo revela una luz distintiva, que proyecta un aliento de novedad y frescura a lo ya dicho gracias al registro libre que propone el dietario, que como tal no está sujeto a tramas, menos a ideas cerradas. Por el contrario, mientras más abierto sea el discurso, el dietario se beneficia de una potencia, que en este caso proviene del voltaje lírico de Guerrero.

Esta opción por el ánimo del diario le permite a nuestra autora recorrer a gusto por temas que domina, como el de la relación con la madre y la indignación por el maltrato a la Mujer, potenciados gracias al fuego verbal, poético y nervudo. Pero no todo es conmoción en estas páginas, a la autora le cuesta “cerrar” el proyecto. Fijémonos en las últimas páginas, que pudieron tener otro destino y no el que nos entrega. Suponemos que se enfrentó a una dimensión racional que la obligó a optar por un sentimentalismo que quiebra lo que señalamos líneas arriba: la topografía de la conmoción.

Y la muerte no tendrá dominio es un libro bisagra en la poética de Guerrero. Esperamos que siga explorando en esta libertad discursiva que obsequia una riqueza de transmisión en su indefinición genérica. Estaremos atentos.

G. Ruiz Ortega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s