opinión/reseñas

Imprescindible: “Soy la muchacha mala de la historia”

soy-la-muchacha-mala-de-la-historia

De las publicaciones peruanas de reciente aparición, la que viene llamando la atención, sin duda alguna: Soy la muchacha mala de la historia. Poemas de María Emilia Cornejo (Paracaídas Editores, 2019) del periodista y escritor Pedro Casusol.

María Emilia Cornejo (1949 – 1972) cumple con los requisitos que seducen a las nuevas y no tan nuevas generaciones, siendo el principal de ellos la sombra trágica que tiñó su vida. Ya sea en talleres de poesía, en la búsqueda de poemarios y antologías peruanos y en las inevitables conversaciones de bar, el nombre de la poeta surge, la mayoría de las veces para quedarse por muy buen rato.

Lo mejor que le puede suceder a la obra de MEC es que esta propicie toda la discusión posible. En lo personal, creo que se cometería un error si la empezáramos a mitificar (más de uno considera que ya es un mito) sin antes realizar un escrutinio profundo de su obra y ver si esta puede imponerse más allá de la trágica referencia vital. Hay que tener en cuenta este aspecto, en especial cuando nuestro circuito es muy propenso a la emoción instantánea de la biografía e identificado como flojo cuando hay que dar caza del discurso efectista, el cual distrae de aquello que debería mostrar un texto literario así esté lastrado de lugares pantanosos: la epifanía/revelación.

MEC es la fecha una marca, una radiación que recorre y fundamenta lo que pocos versos pueden suscitar: la convicción en el ejercicio poético. Conozco muchos hombres y mujeres que decidieron abrigar la práctica poética con tan solo leer un par de poemas de la autora. Y eso es meritorio, algo que tendrían que aceptar hasta los más recalcitrantes críticos de MEC. Además, hay que tener en cuenta lo siguiente, así el dato esté barnizado por la obviedad: sabemos que MEC se suicidó a los 22 años y lo que pudo acaecer con su obra (en el supuesto de haber continuado con vida) solo pertenece al terreno de la especulación. Quien escribe no es nada entusiasta con esta poética, reconozco la valía de algunos poemas pero me es imposible sintonizar con la algarabía que despierta (cosa curiosa) más en poetas jóvenes que en lectores de poesía peruana.

La publicación que nos entrega Casusol cumple con brindarnos un material inigualable sobre una requerida obra dispersa. Casusol no nos ofrece una antología, menos una reunión de textos, sino más bien un aparato literario tremendamente atractivo, en el que encontramos testimonios, entrevistas y poemas inéditos de la desaparecida poeta. En el ensayo Apuntes sobre la muchacha mala de la historia, Casusol plasma su potencial intelectivo para brindar datos acompañados de opiniones atendibles (no cae en el facilismo descriptivo) pero a la vez es arrastrado por un innecesario afán intelectualón cuando “explica” algunos poemas de MEC (¿era necesaria la exhibición de conocimiento impostado que resulta también insalvable para el lector?), pero huye de esa zona oscura para volver sobre la seguridad de su escritura, que le brinda no pocos momentos de luz (a saber, los párrafos dedicados a Coco Márquez).

Como ya lo hemos indicado, la celebración absoluta e inmediata vendría a ser el harakiri para los que profesan apego y academia por la figura de MEC. Lo que MEC necesita para seguir siendo vigente es discusión encontrada y esta ahora es posible gracias a la publicación que nos cita. Desde ya nos hallamos ante un documento imprescindible.

G. Ruiz Ortega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s