recomendaciones/Relecturas

Relectura: “La noche americana”

la nocheCMYK

Por: Jorge Cuba Luque       

Publicada en 2011, La noche americana se destaca en el paisaje de la narrativa peruana por la pluralidad de méritos que su autor, Luis Hernán Castañeda, ha logrado insuflarle: un lenguaje tan fluido como riquísimo en matices que van desde el castellano culto hasta los giros del habla coloquial peruana, del mismo modo una estrategia narrativa que es todo un guiño a la novela por entregas, pues el narrador, al final de cada capítulo, anuncia, con no poca ironía, el tema del siguiente. Y desde luego, por su argumento: dos viejos amigos peruanos, Casaverde y Carlos, se reencuentran luego de varios años en Canyon City, pequeña ciudad universitaria de Colorado, en donde Carlos es profesor de español en la universidad estatal. Hasta ahí ha llegado de pronto Casaverde para proponerle ejecutar, en homenaje a sus años de estudiantes de Literatura en Lima, “La noche americana.”

“La noche americana” del título es el proyecto de una asonada que Casaverde quiere perpetrar, con la complicidad de Carlos, en el campus universitario. Se trata de una matanza —o de un acto delirante similar— que de cuando en cuando ensangrientan las universidades estadounidenses. El reencuentro de los dos amigos —apasionados letraheridos, pero frustrados porque sus respectivas vocaciones literarias han naufragado— da motivo a una serie de historias grotescas que Luis Hernán Castañeda hace discurrir con maestría y, en especial, con un humor negro poco frecuente en las letras peruanas, lo que nos revela a un diletante del arte de narrar. A saber: la trayectoria de Casaverde desde que dejó el Perú, sus experiencias inauditas que dan cuenta tanto de su espíritu aventurero como de una inclinación moral que coquetea con lo rufianesco, a ello sumemos también su inmensa cultura que descansa en sus profundos conocimientos literarios. Y Carlos, empantanado en su conformismo y en la aceptación de su renuncia a la literatura como actividad creativa, ya sea por inseguridad, excesiva autocrítica o simplemente cansado de parecer escritor. Junto a ellos, varios personajes que directa o indirectamente estarán implicados en la ejecución de “La noche americana”: la adolescente Diana, cuyo rol irá cambiando a lo largo de la historia; Clara Klezmer, benefactora de Casaverde; Calavera de Gallo, maître à penser de los dos peruanos; los Shining Roosters, esos gallos luminosos que pretenden realizar un acto criminal en la universidad y que, obviamente, alude al grupo terrorista Sendero Luminoso, Shining Path en inglés.

El atentado criminal se producirá y el lector lo sabrá desde las primeras páginas, lo que configura a la novela en su carácter circular, puesto que Carlos —el narrador de la historia— habrá dejado ya Canyon City y vuelto al Perú.  La noche americana es una novela depurada y cautivante, y Luis Hernán Castañeda una de las voces más afirmadas de la novelística peruana actual. Tenemos que leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s