opinión/recomendaciones

Subirats, el pensador incómodo

000348975W

Ser dueño de una opinión propia es un privilegio que muy pocos pueden ostentar. Hoy, esta cualidad se ha visto repotenciada a causa de una plaga que afecta no solo los senderos de la vida cotidiana, sino también los circuitos del mundo académico y cultural. Triste, pero cierto: muchísimos intelectuales, pensadores, artistas y literatos cuidan mucho sus palabras, temerosos de no ver afectadas sus trayectorias a razón de opiniones contrarias de lo correctamente establecido por el poder que detenta el discurso dominante.

Por ello, habría que prestar atención a la obra del pensador español Eduardo Subirats. Nos referimos a una obra marcada por la apasionada polémica, y cuya bibliografía está conformada por más de cincuenta títulos, en los que el carácter multidisciplinario le ha permitido abordar sus temas de interés, como la literatura, la filosofía, el arte, la historia y la política. Subirats no solo es consciente de la fuerza expresiva de la palabra, sino que esta no es nada si no se honra en la actitud coherente. Palabra, pensamiento y actitud hacen de este intelectual una figura incómoda y necesaria.

Si no cuestionas, no sirves, nos dice implícitamente en El continente vacío, uno de sus títulos mayores, que sigue despertando odios y pasiones en la academia. En este ensayo que debería reeditarse, Subirats radiografía lo que para él son las mentiras discursivas en cuanto a la conquista y fundación del continente americano, tarea que lleva a cabo mediante las crónicas de sus testigos directos, no solo destacándolas por su valor documental, sino también sometiéndolas a cuestionamiento y relacionándolas con textos fundacionales de otras culturas. Podemos estar o no de acuerdo con los postulados de Subirats, pero habría que ser un suicida si los cuestionas sin haberte preparado. Y lo digo porque lo he visto polemizar, y en esta faena no duda en hacer uso de sus recursos intelectivos en pos de lo que considera la médula de la verdad. Citemos otros títulos suyos, igual de inquietantes, como Las poéticas colonizadas de América LatinaEl final de las vanguardiasEl universo dividido y Una edad de destrucción. Subirats ha hecho de la disidencia crítica su marca registrada. Y no es casual que la academia se encuentre dividida por su causa: por un lado, las nuevas generaciones lo consideran un Rock Star del pensamiento, y por otro, como un Lucifer al que habría que cerrar todas las puertas, condenándolo al ninguneo y silenciamiento, aunque esta intención resulte difícil: ¿cómo lograrlo con una bibliografía tan vasta y multitemática?

Conocedor de la cultura latinoamericana y admirador de José María Arguedas, Subirats se encuentra en Lima, junto a un grupo de destacados intelectuales peruanos y extranjeros, con los que ofrecerá el Coloquio El ensayo como problema en La Casa de la Literatura Peruana. Imposible no asistir.

18622482_1435055596554001_8746247760556312860_n

G. Ruiz Ortega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s