Creación

“El periódico”

periodicos_ecdima20161216_0006_21

Por: Carlos Tupiño

Aún no puedo creer esto que me ha pasado. Quisiera despertar y que todo fuera un sueño. Quien iba a pensar que por ensuciarme los dedos con la tinta del periódico, iba a terminar así. Recuerdo que esa suciedad se convirtió en una mancha y me subió por el brazo y, al poco rato, veía como avanzaba por mi cuerpo como minúsculas letras. Luego caí al suelo convertido en un periódico. Parece que han pasado varias horas desde que mi esposa me recogió del suelo, me leyó y me dejó aquí, al lado de estos otros periódicos. La oigo acercarse nuevamente al sillón y se ha sentado; está molesta, se queja en voz alta porque ya es la hora del almuerzo y yo no estoy en casa, ni he llamado para decir donde me encuentro o por qué me demoro. A pesar de sus quejas, en su voz puedo sentir un poco de preocupación por mi ausencia. Me siento muy aturdido y estoy seguro que es por causa de esta extraña y horrible transformación que ha sucedido con mi cuerpo. A pesar de esto, todavía estoy consciente y también desesperado y angustiado de no poder comunicarme y decirle que yo soy el periódico y que me ayude. ¿Habrá otras personas que estén como yo? Total, ¡qué importa, estoy atrapado en esta pesadilla! Ella ha cogido una de las partes del diario. Creo que como soy un poco gordo, me he convertido en un periódico muy grueso; eso explica porque tengo tantas hojas; además, hoy es domingo y estoy lleno de secciones y suplementos. Uno de los chicos se ha acercado gritando que el perro se ha orinado en la cocina. Inmediatamente mi esposa le da una de las partes del periódico, o mejor dicho una de las partes de mi cuerpo para que la pongan donde el perro ha orinado… puedo sentir una parte de mí mojada y pegada al suelo, siento asco, quiero vomitar, gritar, pero me doy cuenta que nada de eso puede salir ya de mí, solamente lo puedo sentir… Es increíble, me he convertido en un periódico, puedo comunicar las noticias locales, deportivas y de todo el mundo, pero no puedo comunicar esta angustia y desesperación que siento, ni puedo pedir auxilio… Otro de mis hijos, el más pequeño se ha acercado y se ha llevado una de las hojas del periódico, es decir otra parte mía, para cortarla y hacer aviones de papel y tirarlos por el aire. Ya en el aire, esos pedazos de periódico o partes de mi cuerpo, que es lo mismo, me transmiten esa sensación de vértigo que se puede sentir en los aviones que suben y caen estrepitosamente; estoy muy mareado, y toda esta desesperación se sigue acumulando dentro de mí. ¡No sé qué hacer!, ni los gritos me salen… Ahora siento que hay un momento de calma, si se puede llamar calma, ya que la angustia que siento va en aumento, es como una bomba que está a punto de estallar, pero que estallará dentro de mí; esa explosión será solo para mí y nadie más la sentirá porque no puedo comunicar nada y ¡nadie se puede percatar de lo que me ocurre! A pesar de estar en este horrible momento, vienen a mi mente pensamientos acerca de todos mis planes y proyectos, todo lo que aún queda por hacer en esta vida, todos mis anhelos; estoy viendo escenas de toda mi vida como proyectadas delante de mis ojos. El sonido del timbre me hace regresar a la realidad; es mi sobrino. Al entrar, mi esposa lo detiene, porque ha estado lloviendo y está con los pies mojados, no hay felpudo; inmediatamente le alcanzan otra parte del periódico, o mejor dicho de mí, para ponerla en el piso de la entrada y se limpie los zapatos antes de entrar en la casa. ¡Ya no puedo más!, ¡hasta dónde seguirá esto! Ahora es uno de mis hijos que me carga debajo del brazo, no sé adónde me lleva, o mejor dicho no sé adónde lleva lo que queda de mí; no puedo ver bien en donde me está poniendo, pero me está apretando por un lado y me está arrugando por otro, me está rompiendo en pedazos… ya no puedo oír con claridad lo que están hablando… estoy muy aturdido… me siento… agitado… algo puedo escuchar… es mi hijo que viene corriendo hacia mí… puedo oírlo decir: ¡Ya está todo listo y yo encenderé la fogata!. Qué pena que papi no esté aquí, a él le gustaría ver cómo la enciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s