noticias

Celacanto en El Virrey de Lima

Para nadie es un secreto que la industria editorial en el Perú viene creciendo de a pocos.

Parte de este paulatino crecimiento incluye también a las llamadas editoriales independientes, y de estas, Celacanto se destaca por más de una peculiaridad.

Sus editores, los poetas Paul Forsyth y José Miguel Herbozo, la tienen muy clara: no son presas del titubeo al momento de armar su catálogo, digamos que el apuro por editar no es el lastre que arrastran. Los libros de Celacanto salen cuando tienen que salir, su flujo, su parto, viene antecedido del cuidado responsable que podemos constatar en los libros como tal.

Pues bien, lo que más llama la atención de esta editorial, es un factor que la diferencia de las demás editoriales peruanas, y haríamos bien en rastrear si esa actitud también se practica en otros países de la región, es que el fin comercial no es aquello que la motiva, fin comercial que no tendría nada de malo, con mayor razón teniendo en cuenta su ya señalada calidad de sus ediciones, sino que esta editorial existe en función a la creación de una comunidad de lectores.

celacanto

Eso. Lectores de poesía, en principio.

Pero desde hace un tiempo el espectro del catálogo se abrirá más a la narrativa, la traducción y el ensayo.

Gracias a esta comunidad de lectores, que pueden discutir, apreciar y disentir sobre la calidad literaria de sus libros, yace el principio de no venderlos. Por ello, sus libros solo pueden ser encontrados en algunas librerías de la capital, en esos espacios concurridos por el lector antes que el comprador. Los libros de Celacanto han estado y están en librerías como La Libre, Inestable, Selecta, aquí en Sur, y ahora en nuestra librería hermana El Virrey de Lima (Centro Histórico), para muchísimos la más bonita del Perú y, para muchos también, con jóvenes libreros muy leídos.

Más de uno pregunta asalta al lector curioso, la más recurrente: ¿Cómo es que estos libros no se venden y cómo así la hacen sus editores? Quizá el secreto de esta actitud política, porque es una actitud política basada en el principio de compartir, se lo lleven a la tumba Forsyth y Herbozo, y nosotros, los lectores, no tenemos otra opción que estar agradecidos, con eso basta y sobra.

En nuestra librería hermana ya están disponibles las dos últimas entregas de Celacanto. Ambas publicaciones de mujeres que escriben. Una narradora, Miluska Benavides, con La caza espiritual, y la otra poeta/narradora, Julia Wong, con Un vaso de leche fría para el rapsoda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s